La guía ignorada del orgasmo femenino: dónde y cómo tocar

Hasta aquí la parte teórica del asunto, ahora vamos con la práctica. Muy atento, porque así es cómo debes estimular cada parte del cuerpo de tu amante para que te ame con locura (al menos durante un rato).

Cómo debes tocar cada parte del cuerpo

Como ya sabes, el cuerpo femenino está repleto de zonas erógenas. Un reciente estudio publicado en la revista Cortex elaboró una clasificación en la que establecía el grado de sensualidad con una puntuación del cero al diez. En primer lugar encontramos el clítoris (9,1), seguido de la vagina (8,4), los labios (7,9), el cuello (7,5), los pechos (7,3), los pezones (7,3), la parte interna de los muslos (6,7), la nuca (6,2), las orejas (5) y, finalmente, el culo (4,7).

Pero, como también sabes, lector influyente donde los haya, es que las mujeres tienen muchas más regiones, que, estimuladas adecuadamente, pueden ayudarlas a llegar al orgasmo. 

1) Clítoris

Puedes utilizan tus dedos o tu lengua. Una manera sería estimular el clítoris realizando movimientos de presión arriba-abajo, logrando que el capuchón que lo recubre reciba estos movimientos con uno o dos dedos juntos. También se pueden ejercer movimientos circulares en esta misma zona, o bien, colocar un dedo a cada lado del clítoris para realizar de nuevo los movimientos arriba y abajo, ejerciendo una presión más indirecta en este. 

2) Vagina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.