Esta es la motivación más eficaz para entrenar, probada por la ciencia

Un estudio americano investiga cuáles son los resortes que nos levantan del sofá para ir a entrenar y descubre que ni la salud ni el atractivo físico son los más convincentes.

Expectativas del tipo un cuerpo perfecto en unas semanas, una salud de envidiable de aquí a unos meses o una vida social mucho más activa y excitante suenan francamente bien. Pero estos objetivos no salen gratis. Para alcanzarlos, la vida te da a elegir entre aprovechar la hora de comer para ir al gimnasio o retrasar la hora de la cena para salir a correr tres o cuatro veces por semana. Reconozcamos que para cambiar sofá por zapatillas de deporte hace falta una gran fuerza de voluntad o bien un buen motivo para hacerlo. ¿Lo tienes?

Según la Encuesta de Hábitos Deportivos en España 2015, elaborada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el 29,9% de los españoles manifiesta que el motivo principal para hacer deporte es simplemente el deseo de estar en forma. Ahora bien, ¿es posible acudir al gimnasio cada semana sin más motivación que la promesa de estar sano, lucir tipazo o ampliar nuestro círculo social? Sea cual sea la razón que te motiva, lo que es incontestable es que dar con una convincente es imprescindible para ser constantes en cualquier propósito, y el deporte no es una excepción. La cuestión es averiguar cuál es la mejor motivación para entrenar.

Hombre Moderno