El proceso de digestión

Para que los nutrientes que obtenemos de los alimentos puedan ser asimilados por el cuerpo humano es necesario transformarlos en elementos más simples.

La digestión es el proceso por el que los alimentos que ingiere el organismo se transforman en sustancias simples que pueden ser absorbidas por éste, garantizando así su correcto funcionamiento.

Este proceso es largo, comienza en el momento en que ingerimos un alimento, y no termina hasta que expulsamos en forma de heces los restos que no se han podido digerir.

El proceso de digestión paso a paso:

  • La cavidad oral. La digestión comienza en la boca, los alimentos se trituran con los dientes y se combinan con saliva, formando una mezcla viscosa llamada bolo alimenticio. El objetivo de la saliva es humedecer y compactar la comida para que posteriormente pueda deslizarse por las paredes del esófago sin dañarlas.
  • Esófago. El bolo alimenticio baja por las  paredes del esófago hasta llegar al estómago, mediante unos movimientos de contracción muscular conocidos como contracciones peristálticas.
  • Estómago. Aquí es donde los alimentos  se mezclan con los jugos gástricos. Los jugos gástricos crean el PH necesario para la degradación de la comida, favoreciendo que  entren en acción las enzimas, las cuales se van adherir a la comida acelerando los procesos químicos que van a permitir  la asimilación de los nutrientes.
  • Intestino delgado.  En este órgano va a tener lugar la mayor parte de la asimilación de los nutrientes por parte de organismo. La comida, previamente digerida por el estómago, se mezcla con la bilis y con las enzimas pancreáticas. El páncreas es el órgano que mayor número de enzimas crea. Las enzimas pancreáticas son:
    • Lipasas: enzimas encargadas de la descomposición de los lípidos o grasas.
    • Proteasas: enzimas encargadas de la descomposición de las proteínas.
    • Amilasas: enzimas encargadas de la descomposición de los hidratos de carbono.
  • Intestino grueso. Dónde se absorbe el agua, las sales minerales  y algunas vitaminas. Los restos de alimentos que no han sido digeridos durante el proceso de digestión van siendo gradualmente depositados y terminan siendo expulsados en forma de heces por el ano.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.