Vientre plano

Son alimentos que incorporan microorganismo vivos como, por ejemplo, los lactobacilos presentes en la leche, yogures y otros lácteos fermentados y también en el kéfir. Incluir alguno de estos alimentos en tu desayuno es, sin duda, una buena idea.

La fibra es también un elemento clave si tu objetivo es un vientre plano. En tu dieta, no pueden faltar los cereales, sobre todo si son integrales y algunas frutas, hortalizas y legumbres de alto contenido en fibra y, por ello, de gran poder saciante.

Toma habas o guisantes dos veces en semana en forma de primer plato o como guarnición y comprobarás que, comiendo cantidades moderadas, te sientes «lleno» sin que tu barriga aumente más de lo debido.

También las algas, especialmente el fucus, un alga parda muy común y rica en vitaminas, sales minerales y oligoelementos, son perfectas como complemento a una dieta cuyo objetivo sea eliminar grasas de la zona abdominal. Cada vez resulta más sencillo encontrarlas e incorporarlas a numerosas recetas y, si quieres, también las tienes en forma de suplementos alimenticios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.