Salud y obesidad: qué hacer cuando los métodos convencionales fracasan

Desde el Instituto Quirúrgico Lacy (IQL) del Hospital Quirón Salud Barcelona han sido los primeros en la indicación de este tipo de cirugía para los pacientes con diabetes mellitus tipo 2.

En conclusión, si el IMC es de 40, o incluso de 35 pero con enfermedades graves ya desarrolladas (diabetes, hipertensión, etc.), es oportuno plantearse la posibilidad de una intervención. Hoy en día, existen técnicas quirúrgicas avanzadas como la cirugía bariátrica laparoscópica y la cirugía invisible-SILS.

Dichas técnicas aportan resultados muy beneficiosos para el paciente obeso, con la ventaja de tener mínimas cicatrices y un tiempo reducido de hospitalización respecto al pasado.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario