Rema y aumenta tu espalda

Si tu idea es bajar de peso o librarte de los kilogramos de grasa que te sobran, da prioridad a los ejercicios aeróbicos como el remo, natación, correr o bicicleta. Estas actividades bombearán con fuerza tu corazón y tus depósitos de grasa acumulados serán utilizados para alimentar a tus células hambrientas.

Será a partir de los 20 minutos cuando tu tejido graso empezará a utilizarse. Así que combina diferentes actividades que en su conjunto superen el tiempo adecuado para que quemes las calorías suficientes y a la vez disminuyas tu almacén de grasa. ¡A remar!

Si por otro lado te preocupa mejorar tu rendimiento y te ves preparado para meterte algo más de caña, planifica tu actividad de remo con intervalos. Es decir, rema por ejemplo dos minutos a un ritmo suave y posteriormente esprinta 30 segundos.

Vuelve a descansar dos minutos para después volver a exigirte. Esto te generará una mayor demanda energética, quemarás más calorías en menos tiempo, pero deberás estar en forma para soportar la sesión de entrenamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.