La cara B de la Maratón: ¿por qué no todo el mundo puede afrontarla?

Hoy vamos a analizar por qué no todo el mundo está preparado para correr una maratón, una de las pruebas más exigentes del atletismo.

El número de corredores que se inscriben en una maratón no para de crecer, pero muchos se quedan en el camino y abandonan antes de llegar a línea de meta. Otros cruzan la meta pero con lesiones o molestias. Y es que no todos están preparados para afrontar esta distancia.

Correr una maratón es algo muy serio

Los corredores no podemos tomarnos la distancia de los 42k a la ligera. Un atleta popular que hace su primera maratón puede tardar unas 4-6 horas. Es mucho tiempo sometidos a un esfuerzo, zancada tras zancada, soportando la fatiga, la posible deshidratación y el machaque en músculos y articulaciones.

Correr una maratón afecta a nuestro sistema inmunitario, que pone en alerta a los sitemas inflamatorios, sobre todo al de personas que no están bien preparadas para correr esa distancia. En este estudio se vio como en corredores que no están preparados para correr largas distancias, la respuesta inflamatoria es más acusada, afectando por tanto a nuestro sistema inmunitario.

Deja un comentario