Cuida los tendones

Los tendones son el tejido fibroso que conecta el músculo con los huesos. Podríamos decir, a grandes rasgos, que los tendones son los “conectores” que unen los músculos con el esqueleto proporcionándole movimiento. En este mecanismo de “anclaje” también ocupan un importante lugar los ligamentos, que son las fibras que unen el músculo a las articulaciones.

Cuando se habla de trabajar el músculo, de conseguir mayor volumen, de entrenarlo  para conseguir su hipertrofia, normalmente se olvida el importante papel que desempeñan los tendones. Un error importante, pues los tendones son una pieza clave para el correcto desarrollo de la musculatura.

Las principales lesiones que puede tener un deportista con los tendones son de dos tipos:

  • Tendinitis: Es la inflamación de un tendón. Provoca un intenso dolor pero, aunque duela, la zona afectada no llega a perder la movilidad.
  • Desgarro: Es una rotura del tejido fibroso que conforma el tendón. En este caso el dolor es mucho más intenso, la zona afectada pierde la movilidad porque el dolor no permite el movimiento.

Los dos casos se suelen producir por realizar un sobresfuerzo muscular que puede ser provocado por muchas motivos: una mala postura entrenando, falta de un calentamiento adecuado antes de realizar el trabajo con pesas, un mal movimiento con las pesas, etc.

Deja un comentario