La boda ideal para el hombre

Es un día único, hasta podemos decir que es EL día. Es un día tan mágico que tal vez incluso has ido organizando desde hace un año o más: las expectativas son muy altas y por lo tanto necesitas hacer todo lo posible para que el tiempo de espera, que genera mucha tensión, se convierta también en un momento único y no en un estrés, un momento en el que cada instante que dediques a la búsqueda de cada elemento – sea el traje o sea por ejemplo restaurante – sea al mismo tiempo de verdad mágico. Hazlo con calma, sin prisas y dejándote llevar en manos de expertos que son aquellos que saben todo lo que se puede realizar bien y al mismo tiempo siempre tienen un plan B por si las cosas fueran mal. Porque, desgraciadamente, siendo un evento tan complejo algo puede no ir como lo esperabamos. Ya solo la lluvia puede ser un factor potencialmente dañino, pero hay que tenerlo en cuenta y prepararse con un plan B. La lluvia ni tú, ni yo, ni los wedding planners la pueden controlar, desgraciadamente, pero, eso si, tener en cuenta un restaurante guapo tanto dentro como fuera, eso si que podemos elegirlo. :)
Anuncios

Deja un comentario