Bebidas sin alcohol ¿cuál elegir?

0
93

Con la llegada del verano es necesario aumentar la ingesta de líquidos y una buena opción para hidratarte son los zumos. Un zumo natural siempre resulta refrescante y saludable. Puede aportarte vitaminas y minerales, ayudándote a recuperar el equilibrio hídrico de tu organismo (especialmente tras el ejercicio), pero ¡ojo!, aunque sea un alimento natural, el alto contenido en fructosa (azúcares) de muchas frutas hace que los zumos tengan un aporte calórico importante (mejor tomarlos antes del entreno o durante un pequeño descanso).

Los zumos envasados son una alternativa que también puede ser acertada aunque la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que muchos de estos zumos pecan de exceso de aditivos y azúcares añadidos. Puestos a elegir, escoge un zumo concentrado o hecho 100% con frutas exprimidas antes que uno elaborado a base de néctar.

En los últimos años, han surgido con fuerza las bebidas que combinan zumo y leche. La idea es buena pero (insistimos) lee la composición de estos productos porque en algunos casos se trata simplemente de zumos a los que se ha incorporado calcio y vitamina D.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.