Vuelve el blazer cruzado

0
157

Saber combinarlo adecuadamente tampoco tiene secretos. Unos vaqueros pueden ser un compañero perfecto para un look más sport-casual, al igual que los pantalones de colores llamativos, tan de tendencia. El dobladillo en los tobillos le restará formalidad a una chaqueta ya de por sí imponente. Para los más clásicos, unos chinos blancos o beige pueden rematar un look ideal.

Las camisas siempre deberán tener las solapas del cuello anchas, para así enfocar la atención a ésta y a la corbata (en el caso de llevarla). La doble botonadura hace que la abertura del cuello sea más estrecha y, por tanto, que tanto camisa como corbata se vean mucho menos.

Ya sea con cuatro o con seis botones, la clase que destila una cruzada es difícilmente comparable con la de una americana con botonera central. Solo te faltará añadirle un pocket square, su mejor complemento, para parecer un auténtico gentleman.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.