Vuelve el blazer cruzado

Últimamente lo hemos visto presente de una manera muy notable, tanto en las pasarelas masculinas como en el street style. El blazer cruzado vuelve a la carga con más fuerza que nunca, y se ha convertido en una de las prendas más deseadas.

Este tipo de chaqueta, de estilo puramente clásico, es muy elegante y favorecedora. Su doble botonadura consigue crear una forma de campana, que acentúa la cintura y estiliza la figura. Los hombros también quedan ensalzados gracias a las solapas terminadas en pico.

Aunque se ve mejor en aquellos de una estatura más alta, sobre todo cuando hablamos de blazers de seis botones, a pocos hombres les sienta mal una cruzada. La clave está en que quede bien ajustada a la cintura y la altura de los bolsillos esté equilibrada. Por mucho que la altura no sea tu fuerte, el doppiopetto tiene el súper poder de realzar la silueta.

Eso sí, no está permitido bajo ningún concepto llevar un blazer cruzado desabrochado, aunque estés sentado, hayas terminado de comer y sientas que vayas a reventar de un momento a otro. Para aportar comodidad ya está su doble abertura trasera, que aporta un plus de desahogo frente al único corte central de las típicas americanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.