in ,

Dolor de cabeza: cómo prevenir y tratar este trastorno

Cuando hablamos de dolor de cabeza nos referimos a un dolor que puede ser de diferente tipo e intensidad.  Las cefaleas no son todas iguales y tienen causas muy diversas.

En primer lugar hay que distinguir entre cefaleas primarias y secundarias: las primeras suelen ser las más comunes (alrededor del 90% de los dolores de cabeza) mientras que las segundas son ocasionadas por enfermedades más graves.

Dentro de las cefaleas primarias hay diferentes tipologías desencadenadas por distintos factores que pueden ser: intolerancias alimentarias, sinusitis, estrés, ansiedad, tensión muscular, etc.

dolor de cabeza

¿Cómo podemos prevenir el dolor de cabeza?

En función del tipo de dolor que tenemos, el primer paso es reconocer los factores que lo han causado para poder evitarlos aunque no sea tarea muy fácil. Si se suele sufrir de cefalea es recomendable poner mucha atención a lo que se come y bebe y, muy importante, procurar descansar las horas suficientes.

La mayoría de las personas encuentra alivio cambiando su estilo de vida y aprendiendo maneras para relajarse. El estrés es un estado emocional que genera tensión física. Cuando pasa de ser una emoción puntual a un estado emocional recurrente, se vuelve dañino para nuestra salud. Una producción excesiva de cortisol, la hormona del estrés, da lugar a cambios fisiológicos importantes y negativos para nuestro organismo.

delor de cabeza por estrés

El ejercicio juega un papel muy importante en nuestro equilibrio psicofísico, especialmente la práctica del Yoga y el Pilates. Además de ayudarnos a practicar una respiración consciente que nos proporciona relajación y oxigenación de nuestros tejidos, estas disciplinas nos ayudan a estirar y relajar los músculos que suelen tensarse y provocar dolor.

Tratamientos para el dolor de cabeza

El dolor de cabeza debe ser tratado siempre en función del tipo de dolor y teniendo en cuenta las recomendaciones del médico.

Los tratamientos más habitualmente empleados son los analgésicos que suelen proporcionar alivio a corto plazo. De hecho, un uso excesivo de los mismos puede afectar su eficacia, además de generar otros problemas de salud (gastritis, úlceras etc.). La mejor cura para el dolor de cabeza es la prevención para, por un lado, evitar recurrir a los antiinflamatorios y, por otro lado, para que la cefalea no se convierta en una patología crónica.

dolor de cabeza por cansancio

Cada persona experimenta el dolor de cabeza a su manera y cada caso es distinto debido a diferentes factores desencadenantes. De aquí que el tratamiento no puede ser siempre el mismo para todos. La homeopatia es una alternativa muy válida para tratar el dolor de cabeza  porque tiene en cuenta la reacción, los síntomas y el comportamiento de cada persona, adaptándose a las necesidades de cada uno.

Los medicamentos homeopáticos pueden aliviar los síntomas del dolor de cabeza antes de que  llegue a ser muy intenso y por lo general no tienen contraindicaciones ni interacciones con otros tratamientos.

La homeopatia no trabaja solo sobre los síntomas sino promueve la activación y la curación natural del propio organismo.

dolor de cabeza homeopatia

Si sufres de dolores de cabeza repetitivos es recomendable acudir a un médico homeópata para que pueda analizar tu situación, tu estado físico y tus hábitos para empezar un tratamiento personalizado, ajustado a tu tipo de dolor.