No prescindas de gestor de tareas

¿Cuántas veces hemos perdido una o dos horas valiosas de nuestra jornada laboral, intentando crear una agenda de actividades improvisada en alguna aplicación que fue diseñada para otras tareas?

[pullquote]De poco sirve que seamos grandes estrategas en la organización si no tenemos un registro adecuado de lo que habíamos planificado[/pullquote]¿Y cuántas hemos contactado con un cliente o entregado un trabajo fuera de plazo por  no contar con un cronograma de obligaciones y actividades fiable?

De poco sirve que seamos grandes estrategas en la organización de nuestras tareas y obligaciones, si al cabo de pocas horas, éstas se fueron incrementando y no tenemos un registro adecuado de lo que habíamos planificado con tanta brillantez en nuestra mente.

Confiar ciegamente en la capacidad de nuestra memoria o en una agenda con recursos básicos para cumplir en tiempo y forma con todo lo que nos demanda la vertiginosa vida actual puede ser una trampa que nos cueste caro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.