La carrera del smartwatch

Microsoft ya lo intentó en 2004 con la aventura frustrada del SPOT, un dispositivo de pulsera que usaba señales de radio FM para mandar mensajes instantáneos a través de Windows Messenger o titulares informativos con un servicio de suscripción. Pero cuatro años después la compañía presidida por Bill Gates decidió cancelar el proyecto.

 

Una desafío para Apple

Por otra parte, poco a poco se van conociendo detalles sobre el prototipo de Apple, envuelto en un gran secretismo y que según algunas fuentes podría ser presentado a finales de este año.

La marca de la manzana habría destinado al proyecto a unos 100 ingenieros, muchos de ellos los mismos que ya desarrollaron el iPhone y el iPad, coordinados por el diseñador británico y vicepresidente de la compañía Jonathan Ive.

El fenómeno smartwatch es también una excelente ocasión para comprobar si, tras la desaparición de Steve Jobs, la marca de Cupertino retiene la habilidad de reciclar viejos inventos y convertirlos en bombazos comerciales gracias al marketing, y tras aplicarles una conveniente pátina de diseño, como hizo por ejemplo con el tablet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.