La carrera del smartwatch

El anuncio esta semana de que Microsoft también está trabajando en el desarrollo de un nuevo smartwatch confirma lo que ya viene anticipando el goteo de rumores de los últimos meses: el sector de los relojes inteligentes se prevé en breve como el nuevo gran frente de batalla entre las empresas tecnológicas más importantes.

No en vano, aunque no se trata de un invento nuevo, sí supone un mercado por explotar potencialmente enorme, y conscientes de ello, los gigantes del sector compiten desde hace tiempo en silencio para pegar el primero o pegar más fuerte en este segmento.

En este sentido, uno de los proyectos que ya ha dejado de ser un mero prototipo es el Pebble, cuyo desarrollo se ha financiado mediante la plataforma de crowdfunding Kickstarter, y que ya ha empezado a comercializarse por unos 150 dólares.

Pero la gran expectación la siguen centrando los progresos en este terreno de Apple, Samsung, Google, Sony y ahora Microsoft, empresas todas ellas que han confirmado su apuesta por comercializar este gadget más propio de las pelis de James Bond o los filmes de serie B.

Deja un comentario