Máscaras de entrenamiento en altitud: ¿son útiles?

Entrenar con máscaras de entrenamiento en altitud hace que la respiración sea más difícil, pero eso no necesariamente equivale a una mejor aptitud cardiorrespiratoria. Actualmente, los atletas utilizan las máscaras de entrenamiento en altitud para aumentar su capacidad pulmonar y mejorar su resistencia, pero ¿realmente funcionan y son seguras de usar?

Máscaras de entrenamiento en altitud

A mayor altitud, la cantidad de oxígeno en el aire se reduce, y el cuerpo lo compensa al producir más hemoglobina, la proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a los tejidos para crear energía para el cuerpo.

Con el tiempo, se cree que entrenar a grandes altitudes crea más hemoglobina en el cuerpo para que cuando regreses al nivel del mar esos glóbulos rojos adicionales continúen llevando más oxígeno a sus tejidos y así te den más energía para presionarte más por un corto periodo de tiempo. Sin embargo, estudios científicos sugieren que este aumento adicional dura solo unos 15 días antes de que desaparezca y se normalice.

Algunas máscaras de entrenamiento en altitud estimulan el entrenamiento haciendo que el cuerpo trabaje más duro para respirar. Estas máscaras usan un sistema de válvula para reducir la cantidad de flujo de aire a los pulmones, lo que te obliga a respirar más profundo. Esto es lo que se conoce como «entrenamiento de aire restringido» o «entrenamiento de los músculos inspiratorios».

Máscaras de entrenamiento en altitud

Sin embargo, los expertos de la salud afirman que realmente no se puede aumentar la capacidad pulmonar más allá de cierto punto.

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno