Estilo en el ‘gym’

Al gimnasio vamos a hacer deporte, a ponernos en forma, no a lucirnos. Partimos de esta base. Aún así, esto no quiere decir que podamos descuidar nuestro aspecto y ponernos cualquier prenda vieja que tengamos por casa.

Nuestro vestuario para ir al gimnasio debe ser práctico, cómodo y funcional. Y en materia de estilo, discreto. El hecho de intentar llamar la atención con nuestro atuendo está fuera de lugar, lo único que puede conseguir es que hagamos el ridículo.

Afortunadamente, existen prendas en el mercado que favorecen a la práctica de ejercicio, sin necesidad de dejar de lado el estilo, aunque en este caso quede relegado a un segundo plano.

Comodidad y funcionalidad

Para hacer deporte nos debemos sentir, ante todo, cómodos con lo que llevamos puesto. Los diferentes ejercicios que hacemos en un gimnasio nos llevan a hacer movimientos de todo tipo, así que la ropa no puede convertirse en un obstáculo para desarrollar estos movimientos.

Deja un comentario