Entrevista a una escort

0
91

Pongo el de limpiar porque las mujeres tenemos más opciones en aquellos trabajos que representan cuidados. Pero si miramos a los hombres y los trabajos que son socialmente destinados a ellos, se me ocurren cosas aún mucho peores: ¿qué pasa con aquellos hombres que por necesidad trabajan en mataderos?Trabajas literalmente matando por un sueldo precario, ¿la gente cree que eso es vocación? ¿Qué pasa con los hombres que por necesidad trabajan en obras con condiciones de seguridad pésimas? Nadie está rescatando a esta gente. A nadie parece importarle que ellos no tengan otras opciones mejores y sean vulnerados por «la necesidad.» Me da miedo vivir en una sociedad que piensa que está bien ganarse el sueldo degollando animales en mataderos o triturando pollitos vivos en granjas avícolas pero se escandaliza porque yo tengo relaciones sexuales con quien me apetece a cambio de dinero.

Natalia Ferrari

¿Quién, en realidad, denigra este oficio?

El trabajo lo denigra cualquiera que hable sin tenernos presentes, que nos traten como personas de segunda categoría, nos reduzcan a objetos sin poder de decisión o sin derecho para disfrutar de nuestra sexualidad según nos apetezca. Si contamos esa historia una y otra vez, en eso se convierten las putas. Nos creemos el estigma y vivimos con él cuando tenemos una doble vida por miedo al rechazo social.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.