El otoño/invierno de París

0
65

El turno de Louis Vuitton llegó en la segunda jornada parisina. Kim Jones, director creativo de la división de hombre, quiso transmitir la idea de “un viaje técnico, digital, la posibilidad en nuestros días de poder ver el mundo a través de una pantalla”. Mapas de la NASA y lugares como el Machu Picchu, Cuzco o el desierto de Atacama, han inspirado tanto la gama cromática (camel, negro, gris y azul) como algunos tejidos (alpaca o vicuña). Capas y abrigos de confección artesana dejan también lugar a detalles técnicos y sport. Como complemento imprescindible, además del calzado de trekking, el nuevo must de la maison: el Damier Cobalt en azul noche.

Algo más de color se pudo ver en el desfile de Dries Van Noten, que añadió amarillo, verde y rosa a los omnipresentes gris y azul. Estampados gráficos y tie-dye impregnan una colección marcadamente urbana, con toques glam y vintage (véase en camisas de cuello victoriano y las boas de pelo de colores). “Renacimiento italiano y actitud técnica”, según el propio diseñador. Chaquetas bombers, parkas ligeros, abrigos de esquí y tiras propias de paracaidista forman la parte más techno, sin renunciar tampoco al refinamiento que aportan las piezas de corte clásico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.