Si no te estás echando perfume según estos 5 consejos, lo estás haciendo mal

profumi-22

5. Evita la luz y el calor

Ya, hay frascos muy bonitos, pero es mejor que vayas despidiéndote de tenerlos a la vista si no quieres que la luz altere sus propiedades. Tampoco los dejes en el cuarto de baño, lugar de constantes cambios de temperatura. “El sitio ideal para guardar una fragancia sería en un lugar donde no le dé la luz y no haya cambios de humedad ni temperatura. Por lo que yo lo pondría en un armario en el dormitorio, por ejemplo”, aconseja la perfumista María del Águila. Aunque tu perfume te encante y no quieras que se acabe, procura no alargar demasiado las últimas gotas dentro del bote. Según explica Judit Vizuete, “hay que evitar que el frasco de fragancia permanezca mucho tiempo con poca cantidad en su interior, ya que la cámara de aire que se genera dentro también favorece las reacciones de oxidación de los productos y por tanto su degradación”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.