Sobrevivir a la distancia

Una relación a distancia siempre es difícil llevarla. Los kilómetros no son los mejores aliados de la pareja y provocan muchas discusiones que, en una conversación cara a cara, serían una mera anécdota. Con el fin de ayudarte a sobrellevar la distancia, aquí va una guía para que no caigas en sus trampas más comunes y tengáis una historia lo más duradera posible.

  • Busca el contacto físico.  ¿Qué es lo que más se echa de menos cuando estás lejos de tu pareja? El contacto físico: sexo, besos, caricias… Sin eso, la relación se convierte en una mera amistad, y estando mucho tiempo sin ello se puede correr ese riesgo. Intentad veros lo más posible, programando las fechas pero no imponiendo un «cada 3 semanas, llueva o nieve». Esto solo hace que se pueda llegar a perder la ilusión por veros, por hacer simplemente «lo que toca». No hace falta decir que aprovechéis esos días y… ¡que no falte la pasión!
  • Encuentra el equilibrio. En una relación a distancia, muchas veces hay uno que se sacrifica más que el otro. Aunque a primeras lo haga de buena fe, a la larga se convierte siempre en un buen motivo que echar en cara. Compartid los gastos de los viajes (la distancia sale cara) e intentad que las visitas estén equilibradas, tanto en el tiempo como en el destino.
  • Cuidado con la tecnología. El Whatsapp y el Skype serán vuestro medio de comunicación de cada día y sí, no hay duda de su gran utilidad. Pero también son fuente de grandes discusiones, sobre todo para las personas más controladoras. Hay quien está siempre pendiente de la última conexión del otro para asegurarse de que le ha dicho la verdad, o quien entra en el Facebook de su pareja para ver que no chatea con nadie más. Cuando eso empiece a ser común, preguntaos dónde están las dudas y dónde ha quedado la tan necesaria confianza.
  • Sí a la vida social. Por mucho que tu pareja esté lejos, no te quedes en casa llorando por su ausencia o esperando su Skype (y más en verano). Mantener una vida social regular te ayudará a hacer más llevadera una situación, que ya de por sí no es la más ideal. Eso sí, sé claro en todo momento con ella y cuéntale tus planes, aunque vayas a salir con tus amigos solterones más borrachos. En la era de las redes sociales todo se acaba sabiendo, así que más vale no ocultar nada.
  • Comparte tu morriña. Los momentos de bajón o de tristeza son lo más normal del mundo cuando estás separado de una persona significativa en tu vida. Hablar de estas emociones con ella y tenerla como confidente, creará una relación más profunda y cercana, que os hará mucho bien en vuestra difícil lejanía.

Quizá este verano hayas conocido a una persona especial en tus vacaciones y hayáis decidido empezar una relación a distancia. Pensad bien en los pros y en los contras y, si estáis seguros de ella, sentaos y estableced unas bases antes que nada. Cuánto podéis aguantar sin veros o las horas que os van mejor para hablar, por poner un ejemplo. Más vale prevenir que discutir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.