Panerai Ferrari

La personalización de los relojes es tan antigua como los mismos relojes de pulsera. Llámale marketing, llámale coleccionismo… Llámale como quieras, pero vemos el reloj como un complemento de moda y queremos que a través de él se nos asocie a un territorio, empresa, club deportivo…

[pullquote]De la alianza entre las dos marcas italianas nacieron unos modelos preciosos, aunque resultaran ser un fracaso comercial[/pullquote]El caso del que vamos hablar hoy, seguramente gustará mucho, dado que a diferencia de un servidor, a la mayoría de los lectores de Hombre Moderno les encantarán los coches deportivos, la F1 y la competición sobre el asfalto en general. Hoy vamos hablar de los relojes Ferrari.

La marca del cavallino rampante es símbolo de excelencia, deportividad y lujo tanto dentro como fuera de la carretera, por lo que el merchandising sobre la scuderia no tiene fin. No existe gran avenida, aeropuerto o centro comercial que se considere importante en este mundo que no tenga una tienda oficial de productos Ferrari.

Deja un comentario