in

Dieta cetogénica: cómo funciona y cuáles son sus beneficios

La dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos, moderada en proteínas y alta en grasas que pone al cuerpo en un estado metabólico conocido como cetosis.

En este artículo te contamos por qué es tan popular, cuáles son sus beneficios y qué es lo que sí debes y lo que no debes comer si quieres seguir este tipo de dieta.

¿Qué ha hecho a esta dieta tan popular?

La dieta cetogénica invierte por completo la forma en que funciona el cuerpo, y la forma en que vemos la nutrición. Se basa en la premisa de que el cuerpo fue diseñado para funcionar más eficientemente como un quemador de grasa que como un quemador de azúcar.

Si comes carbohidratos, tu cuerpo produce glucosa e insulina. La glucosa es la molécula más fácil de convertir en energía para el cuerpo, por eso es la fuente de energía preferida para tu cuerpo.

La insulina se produce para procesar la glucosa en el torrente sanguíneo al transportarla por todo el cuerpo. El problema con esto es que cuando la glucosa se usa como fuente de energía primaria, las grasas no son necesarias para la energía y, por lo tanto, se almacenan.

Cuando el cuerpo se queda sin glucosa le dice al cerebro que necesita más para que termine buscando un refrigerio rápido como una barra de caramelo o algunos chuches.

Dieta cetogénica

Entonces, ¿cuál es la alternativa?

Cuando reduces la ingesta de carbohidratos, el cuerpo comienza a buscar una fuente de energía alternativa y entra en un estado metabólico conocido como cetosis.

Probablemente hayas escuchado sobre el hecho de que puedes pasar semanas sin comer, pero solo un par de días sin agua. La razón de esto es cetosis. Cuando el cuerpo está en estado de cetosis, el hígado produce cetonas, que se convierten en la principal fuente de energía para el cuerpo.

Cuando reduces la ingesta de carbohidratos, los niveles de glucosa, junto con los niveles de azúcar en la sangre, disminuyen, lo que a su vez reduce los niveles de insulina.

Esto permite que las células de grasa liberen el agua que están almacenando (es por eso que primero ves una caída en el peso del agua) y luego las células de grasa pueden ingresar al torrente sanguíneo y dirigirse al hígado.

Este es el objetivo final de la dieta cetogénica. No se ingresa a cetosis al privar de comida al cuerpo. Se ingresa a cetosis al privar al cuerpo de carbohidratos.

Cuando el cuerpo está produciendo niveles óptimos de cetona, comienza a notar muchos beneficios de salud, como los que verás a continuación.

Dieta cetogénica

Beneficios de una dieta cetogénica

  1. Perdida de peso
  2. Control de azúcar en la sangre
  3. Concentración mental
  4. Incremento de energía
  5. Mejor control sobre el apetito
  6. Presión en la sangre y colesterol
  7. Resistencia a la insulina
  8. Mejor piel

Dieta cetogénica

¿Qué comer?

Los NO

  • Granos: trigo, maíz, arroz y cereales
  • Azúcar: miel, agave, jarabe de arce
  • Fruta: manzanas, plátanos, naranjas
  • Tubérculos: patata
  • Legumbres

Los SÍ

  • Carnes – pescado, carne de res, cordero, aves de corral, huevo
  • Verdes – espinacas, col rizada
  • Vegetales – brócoli, coliflor
  • Lácteos altos en grasa: quesos duros, crema alta en grasa, mantequilla
  • Nueces y semillas – macadamias, nueces, semillas de girasol
  • Aguacate y bayas: frambuesas, moras
  • Edulcorantes: stevia, eritritol, fruta de fraile y otros edulcorantes bajos en carbohidratos
  • Otras grasas: aceite de coco, aderezo para ensaladas alto en grasas, grasas saturadas, etc.

De todas forma, antes de empezar una dieta es prudente consultar médicos y nutricionistas para averiguar si el propio estado físico permite optar por este régimen.