Más trabajo, menos sexo

Lo notamos sobre todo a vuelta a la rutina después unas vacaciones. El relax y la falta de obligaciones dan paso al estrés por conciliar vida laboral y familiar, y esto consigue que acabemos la jornada exhaustos. Como consecuencia, la pareja se resiente pues, según un estudio realizado por la empresa de reuniones tuppersex Dolce Loveel retorno al trabajo provoca una disminución de las relaciones sexuales en un 67% de los casos.

[pullquote]Un 72.3% de los encuestados dicen que sólo tienen sexo durante el fin de semana[/pullquote]

Los motivos son obvios: la cantidad de tiempo que nos ocupa el trabajo y otras responsabilidades, nos obliga a que utilicemos el resto de horas simplemente para descansar. Esto empeora en las familias con hijos, que además han de ocuparse de ellos en su día a día. Todo esto acaba por provocar en la pareja que el sexo acabe siendo algo secundario (o terciario) y sólo se practique de vez en cuando.

Deja un comentario