La sangría solo es ibérica


A partir de ahora, solo la sangría hecha en España o Portugal podrá llamarse propiamente sangría. Así lo ha decidido el Parlamento Europeo en un nueva normativa que pretende proteger la denominación y el origen de los vinos aromatizados.

 

Esta «bebida compuesta de vino tinto y agua natural o carbónica, con zumos, extractos o esencias naturales de frutos cítricos y con adición o no de azúcares» (tal y como la define la legislación española) deberá llamarse «bebida aromatizada a base de vino» si se ha producido fuera de la Península Ibérica.

 

En la etiqueta además deberá indicarse en qué país se ha fabricado el producto, sin ser ello necesario si ha sido en España o Portugal. El eurodiputado español Andrés Perelló ha mostrado su satisfacción con la nueva normativa: «Se ha hecho justicia a una de nuestras bebidas más tradicionales que, hasta ahora, se veía obligada a compartir mercado en igualdad de condiciones con las de otros países donde no es autóctona».

Deja un comentario