Herramientas del afeitado

Si precisas de un afeitado más que de un rasurado, es decir apurado, la herramienta más efectiva es la navaja o cuchilla. Estas dos herramientas son distintas pero con ambas conseguimos el mismo efecto, una piel suave y libre de vello.

Otras herramientas que debes tener en cuenta, y que forman parte del proceso de afeitado aunque no se utilicen durante la realización del mismo son: la brocha para aplicar la espuma o el gel de afeitado, la piedra o cuero para afilar la navaja de afeitar. Si deseas afeitarte de la forma clásica necesitarás la piedra de sal.

Ésta se utilizará sólo en los casos que hayas realizado más presión de la debida o bien cuando  al realizar un movimiento inadecuado te hayas cortado. En estos casos debes utilizar la piedra de sal, ya que esta se encarga de cortar las pequeñas hemorragias que se puedan haber producido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.