Guía para comprar en rebajas

Por si no hemos tenido bastante con todo lo que hemos gastado durante el año, ahora llega la mejor excusa para seguir gastando sin sentirnos (tan) culpables: las rebajas.

No volverse loco ante tales descuentos es difícil, por eso aquí van unos cuantos consejos sabios para aprender a comprar en estos días de precios bajos.

[pullquote]Aprovecha estas rebajas para renovar tus básicos y comprar prendas de calidad[/pullquote]

  • Presupuesta. Fijar la cantidad de dinero que te quieres gastar te ayudará a no coger prendas inútiles y a priorizar unas por delante de otras. Consulta los precios rebajados a través de internet y sal con la lista hecha de casa. Siempre habrá hueco para algún capricho, pero solo así te evitarás salir con bolsas llenas de cosas que no necesitas.
  • Invierte. Las rebajas son la mejor época para comprar prendas de calidad sin dejarnos un riñón en el intento. Es la hora de hacerte con una buena cazadora de cuero, unos zapatos de piel o un jersey de cashmere. Buenas inversiones que seguro te acompañarán varios inviernos sin que se note el paso del tiempo en ellas.
  • Los básicos siempre funcionan. Un pantalón negro, una camisa azul o un abrigo clásico. Durante la temporada nos duele más gastarnos dinero en fondos de armario, pero éstos son completamente indispensables y siempre acaban apañándonos más de un outfit. Aprovecha estas rebajas para renovar tus básicos.
  • Piensa en lo que viene. Haz un repaso a las pasarelas de las próximas temporadas y adelántate a las tendencias. Atento también al inminente comienzo de los desfiles otoño/invierno del año que viene, quédate con lo que se va a llevar y acuérdate de ello cuando salgas a por tus gangas.
  • Siempre nos quedará internet. No te olvides de que en la red también son rebajas. Ni peleas, ni colas infinitas, ni agobios por la gran afluencia de gente. Aunque ir de rebajas sin todo eso no es lo mismo. Ahí también reside su particular encanto.

¡REBAJAS DE HASTA EL 60% EN ZALANDO!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.