Fase positiva y fase negativa

Cuando llevamos a cabo un plan de entrenamiento con peso, cada movimiento contiene una fase de carga en la cual levantamos el peso (fase positiva) y una fase de descarga donde, tras haber levantado el peso, se vuelve a la posición de partida (fase negativa).

Es decir, si realizamos un curl de bíceps, levantar la mancuerna flexionando el codo sería la fase positiva, y dejarla caer lentamente la fase negativa.

Se puede jugar con los tiempos de cada fase dependiendo el objetivo que persigamos. La velocidad y la intensidad son factores que podemos variar para aumentar o disminuir la carga de entrenamiento.

Según el deporte que realices te interesará levantar más o menos peso, a más o menos velocidad. Es decir, a un lanzador de jabalina no le interesará levantar mucho peso, sino que perseguirá aumentar la velocidad de lanzamiento de una intensidad semejante a la jabalina en sí. Por tanto, sus entrenamientos consistirán en mejorar la velocidad a una intensidad que no diste demasiado del material que utilizará en competición. En este deporte, se pautarán ejercicios concéntricos a velocidades altas.

Deja un comentario