in ,

Lo que el aspecto de tus manos dice de ti

Son muchos los cuidados estéticos que tienen en cuenta los hombres, pero a menudo hay una parte del cuerpo a la que no le prestan la suficiente atención: las manos. El cuidado de las manos es muy importante porque con ellas se saluda, se acaricia y se trabaja. Por tanto, dice mucho de alguien que sus manos tengan un buen aspecto, cuidado y limpio.

cuidados de las manos

Generalmente, los problemas que suelen afectar a las manos son la sequedad, con lo que ello conlleva (manos de textura áspera, faltas de suavidad e incluso pequeñas heridas), las callosidades, los pellejitos o las uñas mal cuidadas. Esto no gusta a nadie, ¡sobre todo a las mujeres!

Para que evites este tipo de problemas, te dejamos algunos consejitos y aspectos a tener en cuenta para el cuidado de las manos.

1. Siempre limpias

Lo primero en lo que se piensa cuando se habla de cuidado de las manos es la limpieza. Si acostumbras a hacer labores manuales, a lo mejor debes prestar más atención a este punto, porque quizá te las ensucies con más facilidad, especialmente las uñas. Pero sea como sea, la higiene siempre es un punto relevante.

cuidado de las manos masculinas

2. Bien hidratadas

No solo su higiene, sino que su hidratación también es algo clave. A menudo, al no haberles prestado la suficiente atención se resecan y resultan ásperas. Por eso debe usarse una buena crema hidratante que combata el problema. Si te aplicas hidratante varias veces al día notarás los resultados en seguida. Verás como te quedan tan suaves como el culito de un bebé y listas para acariciar…

3. No te olvides de exfoliar 

Al igual que se exfolian otras partes del cuerpo también es algo que puede hacerse con las manos. La exfoliación es un proceso de renovación celular de la piel en la que se eliminan las células muertas de la epidermis. Por ello, si aplicas a tus manos alguna crema exfoliante, lograrás tenerlas libres de piel muerta y te quedarán suaves y lisas.

cuidados de las manos

4. Adiós a los callos

Los callos se forman cuando hay una fricción continuada en una zona de la piel así como a raíz de la piel seca. Una forma de eliminarlos es usando una piedra pómez aunque debes ir con cuidado para no hacerte daño.

cuidado de las manos

Mejor poner tus manos en remojo antes. Otra opción es ponerte una buena cantidad de crema hidratante en las manos, ponerte guantes (existen guantes apto para manicura) y dejar que actúe durante una media hora o incluso más si tienes tiempo. Luego podrás empezar con la piedra pómez, siempre con cuidado.