Dan Bilzerian, el famoso y excéntrico jugador de poker

Con apenas 36 años, su progenitor, que había tenido un gran éxito en los años 80, tenía un patrimonio neto de aproximadamente unos 40 millones de dólares.

Una situación económica acomodada que permitió a su hijo crecer en una mansión de once habitaciones, aunque tuvo una infancia solitaria y estresante. Según reconoce el propio Bilzerian, “no recibí mucha atención cuando era niño, supongo que por eso soy un lunático tan llamativo”.

La vida de Bilzerian empeoró justo un día después de cumplir diez años. Ese día, su padre lo llevó a la escuela en su automóvil. Tras detenerse en la puerta, Paul le comentó a su hijo que tenía que pasar un tiempo en la cárcel.

Con su progenitor tras las rejas condenado por fraude fiscal, el joven estadounidense de ascendencia armenia tuvo que soportar toda clase de abusos y ridiculizaciones por parte de sus amigos y compañeros de clase.
Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario