Cómo cambiar de seguro

Los conductores no se lo piensan dos veces: si pueden ahorrarse dinero (por poco que sea) en su seguro de coche, cambiarán de compañía sin dudarlo un momento

Pero, aunque el proceso parezca sencillo, puede complicarse más de lo debido si no se sabe bien lo que hay que hacer para tramitar la cancelación de la póliza legalmente.

Aunque parezca que lo más fácil sea devolver el recibo del seguro sin haberlo hablado con la compañía antes, esta no es la forma legal de darse de baja del seguro si no queremos renovar la póliza con la aseguradora actual.

La compañía, si no ha recibido la comunicación escrita para darnos de baja del seguro, es posible que tome acciones legales para reclamarnos aquellos recibos sin pagar.

Afortunadamente, no tenemos por qué sufrir quebraderos de cabeza para cambiarnos de seguro de coche.

Pasos para cambiar de seguro de coche

Pongámonos en el caso de que queremos cambiar de seguro de coche. ¿Qué debemos hacer? 

En primer lugar, enviaremos una carta certificada con acuse de recibo a nuestra compañía de seguros actual. Esto nos permitirá demostrar que hemos avisado con el tiempo de preaviso adecuado.

La mayoría de las compañías exigen el cumplimiento de los 2 meses de preaviso que exige la Ley y, de no hacerlo en este plazo, es posible que la compañía realice la renovación de un año más y nos cobre la prima correspondiente.

En la carta debe figurar la siguiente información: datos personales del asegurado, el nombre de la compañía de seguros, la fecha, y un texto en el que se solicite el deseo de proceder a la anulación de la póliza (incluyendo el número de la misma) y la fecha en la que se ha contratado el producto. A mayores, es recomendable incluir una copia del documento de identidad.

En segundo lugar, iremos a nuestro banco y avisaremos que no nos carguen en cuenta ningún recibo del seguro actual. Desde que realizamos este aviso y hasta que no tengamos notificación del seguro, es conveniente vigilar nuestra cuenta en el banco, para cerciorarnos de que la compañía no ha girado ningún recibo.

Teniendo en la mano la copia del aviso certificado a la compañía, no deberían surgir problemas.

En términos generales, las compañías aseguradoras son honestas y, si se realiza todo el trámite de manera legal y correctamente y, al final, se carga algún recibo inoportuno, la aseguradora no debería poner problemas a la hora de devolver el dinero al cliente.

Evidentemente, el proceso anterior tiene lugar cuando estamos próximos a la fecha de vencimiento pero, ¿qué pasaría si queremos darnos de baja antes de que finalice el año completo? ¿Qué debemos hacer?

El proceso para darse de baja es igual que en el anterior: avisar a la compañía por escrito y estar pendientes de que en nuestra cuenta no se carguen más recibos pero, debemos saber que por ley es obligatorio el pago íntegro del seguro contratado.

Aunque nos demos de baja cuando quede la mitad del año por «disfrutar», es bastante improbable que la compañía aseguradora nos devuelva el dinero proporcional a los meses que queden de seguro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.