Comer sano: 6 errores más frecuentes y cómo evitarlos

comer sano

5. Solo bebes refrescos y zumos de fruta

Reemplázalos por agua para estar bien hidratado. Los refrescos y los zumos de fruta no suelen calmar la sed y aportan calorías vacías. Si el agua sola te resulta demasiado aburrida, ponle un toque de sabor. Ingredientes como el limón, el jengibre o el pepino darán una alegría a tu bebida. El agua de coco también es otra alternativa muy refrescante.

6. Solo comes cuando estás muy hambriento

¿Desayunas hacia las siete de la mañana o te saltas el desayuno? En cualquiera de los dos casos, lo más probable es que a medida que se acerque la hora de comer tengas la sensación de estar muy hambriento. Si notas que tu estómago ruge con frecuencia, seguramente sientas la tentación de comer lo que sea con tal de calmar el hambre a la hora del almuerzo. Evita caer en ese error y consigue comer sano concediéndote algún aperitivo a media mañana. Tómate un yogur natural con bayas frescas o unas rodajas de manzana con crema de almendra, por ejemplo, y mantendrás el hambre a raya.

Deja un comentario