¿Cuál es el más veloz del mundo?

¿Coches o aviones? Cuando nos detenemos a conocer a los modelos de serie más veloces del mundo homologados para la circulación de calle, las diferencias entre estas dos maquinarias –en sentido genérico- que han quitado el sueño a miles de hombres a lo largo de la historia, se acercan asombrosamente.

[pullquote]El One 1 adelantó al Bugati en la carretera de los “cazas terrestres” empujado por un motor que le permitió desplegar la increíble velocidad de 440 km por hora[/pullquote]Cuando el factor en cuestión es la velocidad, los coches más rápidos del mundo siguen siendo coches por su diseño, sus cuatro ruedas y porque, evidentemente, no tienen alas.

Los límites de velocidad de los coches y la competición que siempre se ha desprendido de ella entre distintos modelos y marcas, sigue siendo uno de los principales –sino el principal- objeto de pasión, no sólo de aquellos involucrados en competiciones automovilísticas oficiales, sino de todo aquel al que siempre le ha atrapado el mundo del motor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.