Claves del ‘qué me pongo’

Que la imagen es fundamental en los tiempos que corren no es ningún descubrimiento. Preocuparnos por lo intelectual y lo emocional no está reñido con mostrar una buena apariencia. Quien tache esto de superficial no vive en el mundo real.

Ahora bien, si toda tu vida gira alrededor de tu imagen, quizás sí que deberías replanteártelo. ¿Cuántas veces hemos oído eso de cuidarse por dentro y por fuera? Pues bien, el cuidarse por fuera conlleva también prestar atención a la ropa que uno se pone, cómo se la pone y en qué momento.

Sábado noche. Tienes una cena y probablemente luego salgas a tomarte una copa. Te pones ante el armario y piensas qué ponerte. Quieres estar guapo, lógico.  Pues bien, este hecho no debería quedar relegado a ocasiones especiales. Tiene que convertirse en un hábito cotidiano.

A menudo nos despreocupamos de la ropa que nos ponemos a diario, utilizamos siempre lo mismo y descuidamos nuestro estilo. Si le dedicas apenas unos minutos al día a decidir tu look, vas a conseguir verte mejor y transmitirlo a los demás.

Deja un comentario