Una Navidad en Berlín

Nos acercamos a unas fechas donde todas las ciudades se visten de una gala especial, cada una con su estilo, con su forma de interpretar y vivir la Navidad. Sin embargo, hay una ciudad que en estas fechas destaca por su particular encanto y lindeza; porque según los que la han visitado en Navidad, su increíble Puerta de Brandeburgo es el punto neurálgico desde el que se expande la esencia de la Navidad a todos los rincones de una Berlín de leyenda.

Podemos garantizar que será una Navidad diferente, pero indiscutiblemente contagiosa. Es muy probable que nos hallemos cautivados por las luces de colores de los árboles, la plaza y la Puerta de Brandeburgo, mientras la nieve se desploma sobre el gigantesco Árbol de Navidad.

Rápidamente notaremos cómo la compasión de estas fechas, combinada con los condimentos de la tradición germana, nos embelesan la mirada. Disfrutaremos de cada calle con sus decorados mágicos; nos podremos dirigir a Alexander Platz, el famoso y entrañable mercadillo de exquisitos dulces e inigualable vino caliente; todo perfectamente acorde con el clima, la fecha y el entorno.

Deja un comentario