Un problema ¡de narices!

Es uno de los rasgos faciales que más destacan del rostro masculino y si tu nariz no te acaba de convencer puede que tengas un problema más o menos importante.

Y es que hay personas que pueden llegar a sentirse acomplejadas por una nariz que estéticamente se aleja del estándar de belleza establecido.

[pullquote]La nariz juega un papel determinante en la imagen global, destacando en el conjunto de las facciones del rostro masculino[/pullquote]En el hombre, una nariz «perfecta» no es siempre la más atractiva. Este órgano que forma parte del sistema respiratorio (no lo olvidemos), indispensable, además, para el desarrollo de nuestro sentido del olfato tiene, generalmente, un mayor tamaño en el hombre que en la mujer y, en muchos casos, juega un papel determinante en la imagen global, destacando en el conjunto de las facciones del rostro masculino.

Tu nariz es un rasgo físico muy personal que puede presentar dos tipos de problemas estéticos:

  • Los relacionados con la piel que la recubre: brillos, poros abiertos en exceso y puntos negros son los más habituales.
  • Los relativos a su forma y tamaño: demasiada anchura, desviaciones del tabique, nariz aguileña (caballete), etc.

Los primeros tienen fácil solución con unos sencillos cuidados destinados a evitar que se acumulen las minúsculas partículas de grasa y sudor que pueden provocar esos brillos no deseados y además la obstrucción de los poros.

Deja un comentario