Confesiones: «Me acosté con mi ex y esto es lo que pasó»

La vida es corta y más compleja que esos dos o tres mandamientos que en el fondo nadie cree. Hasta para enamorarse o comprometerse hace falta dejarse llevar primero por los impulsos, y eso es exactamente lo que hicieron estos entrevistados con sus ex-parejas. A veces fue un error, a veces el principio de algo realmente bonito y otras solo una experiencia divertida, de esas que no abundan.

Coged las palomitas porque la cosa empieza fuerte.

Encuentros gratuitos

Juanjo nos confía esto: «Tuve una relación con una chica muy tímida, especialmente pacata, y aunque nos gustábamos eso nos fastidió. En el sexo era de luz apagada, movimientos muy orientados, centrada en la penetración, siempre pensando en qué iba a pensar yo… Después de cada pequeña experimentación, casi se disculpaba. Lo pasaba mal, hasta le daba vergüenza hablar de sexo con amigas, ¡o conmigo! Tenía curiosidad, pero se sentía sucia por esa curiosidad». La culpa, como averiguó después Juan, la tenían sus padres, que habían reprimido sus inclinaciones.

Deja un comentario