¿Dejarías que un robot cuidase de tu hijo?

Este educativo androide cuenta con sensores que lo hacen sensible al tacto y al oído, así como de un sistema que gestiona la emoción y lo capacita para sentir y responder a sentimientos como la alegría o la tristeza. De esta forma, si percibe que los niños están tristes, tratará de animarlos o, por el contrario, estará contento si advierte que ellos lo están.

Además, es capaz de mejorar conforme avanza su uso. Gracias a su contectividad a la nube, almacena información sobre los gustos de quienes cuida, a fin de mejorar la experiencia. Esta conexión a internet puede ser administrada desde una aplicación móvil, que servirá también para captar imágenes y vídeos en tiempo real captados por su cámara incorporada. Así, los padres tendrán una imagen visual en todo momento y lugar de cómo están sus hijos.

Está claro. Desde hace décadas, la ciencia ficción lleva prediciendo que un día los robots podrán realizar con facilidad las tareas que hasta hoy sólo podíamos llevar a cabo los humanos. El futuro ha llegado y es hora de hacerse la pregunta a la que en su día se hizo Will Smith en la famosa Yo, Robot. ¿Podemos confiar en la inteligencia artificial? Quizá sea pronto para descubrirlo, lo que si está claro, es que el mañana ya está aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.