¿Por qué decimos que el amor es ciego?

0
558

Asimismo, algo que todos hemos experimentado alguna vez es esa necesidad persistente por estar junto a una persona en concreto y no con otra. El enamoramiento nos hace selectivos y es la dopamina la que nos hace focalizar todo nuestro interés sobre ese alguien en particular.

Nadie es perfecto

Sin embargo, la liberación de dopamina no es eterna, su concentración en el cerebro disminuye conforme avanza el enamoramiento. De modo que ante el descenso inevitable, si se quiere que la relación sea duradera, la pareja necesita reforzadores como la expresión del cariño con palabras, los detalles, la cercanía física y otras acciones de aprecio hacia el otro.

Es en este punto cuando se puede optar por aceptar o no aceptar los defectos de la pareja analizando objetivamente la relación. Porque por muy perfecta que pareciera la otra persona, nadie es perfecto, y solo era un engaño provocado por nuestro cerebro. De modo que el amor es ciego, pero solo durante un periodo de tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.