Cine: ‘Mejor otro día’

Para algunos no es más que una versión retocada de El club de los suicidas, pero lo cierto es que a la hora de valorar una guión cinematográfico, este periodista prefiere no recurrir a las comparaciones. Cada película tiene sus propias intenciones argumentales, esas que la hacen única y que enganchan o decepcionan al gran público.

La comedia dramática británica Mejor otro día (A Long Way Down), propone la narración de cuatro historias de vida que se terminan fusionando en un objetivo común: sobrevivir a la desesperación y a las “ganas” de dejar de existir. Para darle vida a esta compleja problemática, su director, Pascal Chaumeil, no sólo se ha inspirado en la novela de Nick Hornby, sino que ha recurrido al proverbio mundialmente aludido de que “la unión hace la fuerza”.

Y efectivamente es esa fuerza que logran encontrar Martin (Pierce Brosnan), un presentador de televisión con mala fama social y nostálgico de los tiempos de éxito;  Maureen (Toni Collette), una introvertida y desgastada madre soltera con un hijo discapacitado; Jess (Imogen Poots), una adolescente castigada por los desengaños amorosos y una educación para el escaparate, y JJ (Aaron Paul), un retraído joven músico que no puede superar el fracaso en aquello que le apasiona.

Deja un comentario