Las ciudades europeas más caras


Oslo es la ciudad más cara a la hora de hacer turismo. La capital noruega encabeza el ranking realizado por RACC y 17 clubes del automóvil europeos integrados en el consorcio EuroTest. Según este informe, el promedio de la cesta de la compra en Oslo es de 163 euros, 10 más que París, que se sitúa como la segunda ciudad más costosa de visitar. En Londres, la tercera en cuestión, el precio asciende a 143 euros.

 

El estudio afirma que en la capital francesa comer y beber es más caro de lo habitual, mientras que en la del Reino Unido, lo que resulta elevado es el precio de la oferta turística. El cuarto puesto es para Copenhague con una cesta de 134 euros, a la que siguen Madrid y Barcelona, con un gasto medio de 127 y 126 euros respectivamente.

 

Por el contrario, en el sudeste de Europa es posible encontrar precios mucho más económicos y turistear sin que el bolsillo se resienta. La ciudad más barata del ranking es Belgrado, la capital de Serbia, donde un carro lleno cuesta 41 euros. Zagreb, Liubliana, Praga y Budapest son otras de las ciudades también consideradas baratas.

Deja un comentario