Fresas… ¿con nata?

Están en su mejor momento y son una fuente natural de salud. Las aromáticas y deliciosas fresas son frutos rojos de temporada que aportan múltiples beneficios al organismo. Son ricas en vitamina C, de alto poder antioxidante, y en minerales como el calcio. Además, gran parte de su contenido es agua y fibra.

Es una fruta hipocalórica,  por lo que resulta perfecta en una dieta que mantenga los kilos bajo control. Las propiedades de las fresas hacen que sea un alimento recomendable prácticamente para cualquier persona. Favorecen la eliminación de grasas y toxinas previniendo el problema de la retención de líquidos y su capacidad saciante las convierte en un buen aliado a la hora de controlar el apetito.

Si te has decidido a perder algún kilo de más, las fresas pueden ayudarte a conseguir tu objetivo de manera saludable. Puedes tomarlas solas, con un poco de azúcar o edulcorante o combinadas con otras frutas en forma de macedonias o batidos, aunque una de las mayores tentaciones es saborearlas acompañadas de una irresistible «montaña» de nata montada.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario