#FauxSurprise, el nuevo ‘selfie’ de moda

Lo de hacerse un selfie poniendo morritos ya no se lleva. La pose de moda que ahora la está petando en las redes sociales es #FauxSurprise, o sea, poner cara de falsa sorpresa. Consiste en abrir bien la boca y los ojos y en subir las cejas, con la variante de la mano abierta delante de los labios para los más profesionales.

 

Tal y como afirma el sitio web Mashable, su éxito reside en que es una posición con la que nos vemos favorecidos. Los ojos parecen más grandes, se notan menos las arrugas, los labios se ven enteros y la cara aparece más estilizada. Vamos, que aparecemos más guapos en Instagram.

 

El gesto no tiene razón de ser, como pasó con el #DuckFace (aka morritos), vale para todas las situaciones posibles. Sin embargo, un reciente estudio realizado en el Reino Unido alerta del peligro de subir demasiadas autofotos en las redes sociales.

 

Según las conclusiones de la investigación, las relaciones en la vida real pueden verse mermadas. «A la gente, salvo que sean amigos muy cercanos o familiares, no le gustan aquellos que constantemente están compartiendo fotos de sí mismos», afirma David Houghton, autor principal del estudio.

Deja un comentario