Cejas cuidadas

Los cuidados básicos de las cejas masculinas son sencillos y requieren pocos minutos una vez en semana. En tu caso, ese toque de «imperfección» resulta atractivo pero no hay que confundir el aspecto natural y varonil con el «desaliño».

Cepilla tus cejas con un peine específico para eliminar pequeñas partículas, de manera que siempre se presentes limpias y saludables. Si tienes algún pelo demasiado largo que rompe la armonía del conjunto, recórtalo con unas tijeras de manicura (no lo elimines con pinzas).

SOLO si tus cejas son demasiado anchas y rectas, sin forma alguna, puedes recurrir a las pinzas para conseguir crear un mínimo arco que de una mayor expresividad e intensidad a tu mirada. Elimina el menor número de pelos posibles y siempre quitándolos de la parte interna del arco (la más cercana al párpado). NUNCA depiles la zona externa (la que da a la frente).

Si tienes el entrecejo muy poblado, deshazte de algunos vellos UNICAMENTE de la zona central (para marcar la separación entre ambas cejas) No «aproveches» y quites con las pinzas los pelos del nacimiento de la ceja. Aunque los notes demasiado largos, estos pelos determinan la longitud de tus cejas y no debes eliminarlos, simplemente recórtalos un poco para restarles presencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.