¿Por qué olvidamos todo cuando bebemos?

En un lenguaje más básico, podría decirse que el alcohol provoca que tus neuronas no se puedan comunicar con normalidad afectando a la potenciación a largo plazo, un proceso clave para que nuestro cerebro pueda aprender y retener recuerdos. Es decir, al cargarte la comunicación entre neuronas bebiendo alcohol, haces imposible que tu mente pueda recordar nada.

Al final, el efecto que el alcohol provoca sobre nuestra mente es similar al de la amnesia. Pero mientras que la amnesia se genera por la incapacidad de nuestro cerebro de mantener los recuerdos, el apagón es provocado por motivos externos.

En este caso este tipo de apagones se provocan por la intoxicación extrema a la que se enfrenta nuestro cerebro. Una intoxicación que también es la culpable de las locuras que hacemos cuando vamos borrachos al perder gran parte del raciocinio por culpa del alcohol.

Al detectar tal grado de intoxicación, nuestra mente prioriza los asuntos esenciales como es respirar, hablar, comer o seguir bebiendo por encima de otros como el de recordar lo que estás haciendo. Sí, lo de recordar es un asunto secundario cuando se trata de sobrevivir a una borrachera, según nuestro cuerpo.

Tipos de apagón y cómo evitarlos

No todos los apagones de memoria son iguales. Hay borracheras tras las cuales solo olvidas ciertos momentos o situaciones y otras tras las que olvidas todo. Es la diferencia entre apagón en bloque y apagón fragmental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.