Relojes: U-Boat

Atlántico Norte, 1940. Un pequeño artilugio de metal sobresale entre la espuma de la marejada. Es un instante, pero lo suficiente para no ser visto por nadie de la tripulación y condenar a todos a un infame final.

Cinco minutos después, una recta y espumosa especie de serpiente marina se acerca al mercante inglés, no hay tiempo para maniobrar, dos rastros más aparecen de la nada. Luego, una explosión. Fuego, llamas, muerte…

[pullquote]La marca italiana creció gracias a la tendencia de llevar relojes grandes y de estética militar[/pullquote]El carguero, de 3.000 toneladas, se ha partido en dos y poco a poco desaparece bajo las negras y frías aguas del océano. A unos 500 metros, una pequeña plataforma surge de las profundidades, es la torre de un ‘lobo gris’, el submarino alemán que acaba de hundir el mercante inglés, el temido U-Boat.

En 1942, la marina de guerra italiana encargó una serie de prototipos de relojes para sus pilotos a Ilvo Fontana, ingeniero de prestigio. El desenalce de la guerra en Italia un año después, hizo que el encargo se paralizara. En el año 2000, el nieto de Fontana, crea la marca de relojes U-Boat, dentro de su casa de relojes, Italo Fontana, en Lucca, Toscana italiana, en memoria de su abuelo y sus peripecias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.