El Reino de los Mallos

En la localidad de Riglos, provincia de Huesca, la historia, la geología y la geografía se han conjugado a la perfección para que “El Reino de los Mallos” se erijan como un paisaje único y muy codiciado por montañeros, escaladores y forofos del turismo rural de sensaciones intensas, de esas que acercan a lo más profundo de uno mismo y para los creyentes, también a Dios.

[pullquote]Junto al gigante de piedra esculpido por el arte que ha impreso la geología, el visitante podrá prepararse para escalar por sus paredes[/pullquote]Un imponente monumento de piedra sin intervención del hombre en plena sierra norte de Aragón, flanqueada por el frescor del río Gállego nos remonta a finales del siglo XI, donde literalmente, el monarca Pedro I de Aragón entregó la dote a su segunda esposa, doña Berta.

Como se puede ver, en aquella época, aún con las limitaciones extremas del trasporte, las castas privilegiadas no se veían impedidas de llegar a los lugares más idílicos e inspiradores de la región cuando se trataba de celebraciones de trascendencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.