La sensibilidad de la piel

La sensibilidad de la piel se trata de una condición cutánea que se da cuando ésta presenta una reacción exagerada a los estímulos externos y presenta una hiperreactividad.

La manifestación de esta alteración depende de muchos y distintos factores. El diagnóstico objetivo de la piel sensible es complicado, puesto que la mayoría de los síntomas que presentan las personas son subjetivos. Además, no existen pruebas diagnósticas realmente eficaces y con un fuerte componente predictivo, pues la sensibilidad de la piel varía mucho de unas personas a otras.

Por otra parte existen numerosas variaciones entre los compuestos que desencadenan respuestas de sensibilidad de la piel. Las repercusiones de la sensibilidad de la piel sobre la calidad de vida son importantes y el dermatólogo deberá explorar las causas por las que se produce la sensibilidad de la piel. El tratamiento a elegir dependerá de las causas que producen la alteración y las consecuencias derivadas de ésta.

Deja un comentario