Hábitos saludables contra la flacidez

El buen estado de tu piel no sólo depende de factores importantes como una alimentación equilibrada o la práctica de ejercicio regular. Pequeños gestos cotidianos pueden ayudar a prevenir problemas estéticos como la flacidez cutánea que se acentúa con el paso de los años.

[pullquote]Tus hábitos de vida pueden influir en que tu piel permanezca joven y tersa por más tiempo[/pullquote]A medida que el tiempo transcurre, el entramado natural de nuestra piel, formado fundamentalmente por colágeno y elastina, se deteriora dando paso al temido «descolgamiento».

La cosmética es buena aliada a la hora de combatir este problema. Las cremas corporales reafirmantes son fundamentales para conseguir tonificar la piel desde el interior pero, además, tus hábitos de vida pueden influir en que tu piel permanezca joven y tersa por más tiempo. Toma nota:

  • ¡No al tabaco y no al alcohol! No sólo son hábitos nocivos, sino enemigos directos de una piel tersa e hidratada.
  • Duerme lo suficiente (8 horas siempre que puedas). La falta de descanso se refleja en la piel. La dermis necesita un periodo adecuado de recuperación, si éste falta, la sequedad y la flacidez aparecen antes de lo previsto.
  • Hidrata, hidrata y vuelve a hidratar. No solo desde el exterior, sino también desde el interior, la ingesta de al menos  2 litros de agua al día, no es un tópico, es una necesidad real y una condición básica para contar con una piel que resista el paso del tiempo y las agresiones de los agentes externos.
  • Olvida las dietas milagro. Los cambios bruscos de peso te convierten en candidato seguro para el título «piel flácida» del año.
  • Hidratos y proteínas. Como deportista conoces la importancia de la proteína y de los hidratos de carbono para evitar el catabolismo muscular. Si te falta la energía necesaria para tu actividad física intensa, no sólo corres el riesgo de perder músculo, sino de atrofiar la piel que los cubre propiciando los antiestéticos «descolgamientos».

¡Luchar contra la flacidez está en tu mano!

Deja un comentario